Volver a entrenar, otra vez

Volver a entrenar, otra vez

Para muchos, el regreso de las vacaciones de Navidad marca un punto de inflexión en el año. Con motivo, en gran parte, de los excesos de estas fiestas, aparecen la listas de propósitos y la idea de empezar el año implementando el ejercicio físico en nuestra vida.

“Queda muy poco tiempo para el verano y este año hay que conseguirlo”, son las palabras que rondan nuestra cabeza por estas fechas. Por eso, nuestro post de hoy va dedicado a todas aquellas personas que se han tomado unos días de descanso sin entrenar o quieren iniciar el año con fuerza y empezar alguna actividad física.

Para cumplir los buenos propósitos debemos grabarnos en la mente el dicho: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Ponerte en forma es algo que te va a hacer sentir mejor. Sin embargo, empezar siempre cuesta.

Por eso, aquí van nuestros consejos para que la vuelta al gimnasio cueste un poco menos y la pereza no se acabe apoderando de tus ganas y buenos propósitos. Este año sí se cumplen. Piensa que el primer mes es el más difícil, pero hay una cosa clara: el ejercicio engancha. 😉

  1. Comienza poco a poco

Es muy común que cuando empezamos una actividad nueva queramos ir demasiado rápido y obtener resultados cuanto antes. ¡No te precipites! Si eres constante, los resultados van a llegar. Pero no trates de ir por delante de tu cuerpo, podrías someterlo a demasiada presión y terminar lesionándote.

Ve poco a poco. Los primeros días haz un entrenamiento sencillo y accesible. Esto hará que tu circulación sanguínea se active. Así, te irás preparando física y mentalmente para centrarte en otras actividades más intensas. Eso sí, no vale quedarse ahí, hay que ir subiendo poco a poco el nivel de esfuerzo.

  1. Ponte metas

La mejor motivación a la hora de entrenar son los resultados. Por eso, es muy importante saber qué objetivos queremos conseguir. Y a partir de ahí, ponerse metas. Da lo mismo que la finalidad de hacer ejercicio sea adelgazar, obtener mayor masa muscular o incluso prepararnos para una carrera.

Siéntate 5 minutos y redacta una lista con estos objetivos. A la hora de ir al gimnasio, mantenla siempre en mente. Una vez vayas cumpliendo tus metas, la motivación aumentará por sí sola.

  1. Céntrate en buenos recuerdos

Está demostrado que centrarse en buenas experiencias con el deporte, puede motivarte para volver a entrenar. Ya sea pensar en las clases de baile a las que ibas de niña, aquel partido que jugaste con amigos o cuando salías a correr por tu ciudad. Trata de recordar un momento en el que te sentiste bien después de hacer deporte.

  1. Crea una playlist nueva

La música es sin duda una de las estimulaciones más poderosas. Entrenar con la música adecuada, hará que tu rutina sea divertida y mejorará tu rendimiento. Así que, ya sabes, borra esas baladas de tu playlist y busca esas otras canciones que con solo escucharlas te dan ganas de moverte y bailar. Te ayudará a activarte e inspirarte, con mayor energía. ¡Vamos!

  1. Motívate a ti mismo

Nadie puede motivarte más y mejor que tú. Encuentra estímulos que no frenen tu vuelta al gimnasio. Apúntate con un amigo o date pequeños caprichos cuando termines tus entrenamientos. La actitud es lo más importante, por lo que piensa, que ha llegado el momento de volver al gimnasio con fuerza.

Nosotros lo tenemos claro, en Personal no te va a faltar motivación, ni atención personalizada. Queremos progresar y mejorar contigo. ¿Te apuntas? 🙂

 

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Estarás informado de todas las novedades de Personal By Marta Rosado: nuevas clases, ofertas y muchas cosas más...

 

¿Te las vas a perder?

Nuestro compromiso es el tuyo

Nos comprometemos 100% en tu entrenamiento personal... ¿Y tú?

Estoy de acuerdo con la política de privacidad

 

GRACIAS POR SUSCRIBIRTE A NUESTRA NEWSLETTER

MUY PRONTO TENDRÁS NOTICIAS NUESTRAS